Innovación de la realidad aumentada llega a los cocteles

La tecnología no deja de avanzar y sorprender. No importa el ámbito o el área, ahí aparecerá para influir de una u otra manera. La industria gastronómica no escapa de esto y cada vez son más los establecimientos que se apegan a elementos innovadores. Una de las tendencias que ha tomado cierto atractivo en la coctelería es la implementación de la realidad aumentada, una forma de darle vida a cada trago.

Lo anterior se refiere al vocablo utilizado para definir la visión de un entorno real ligado a un dispositivo tecnológico. De tal manera que este último añade elementos virtuales a la realidad visible a través del aparato. Este término no debe confundirse con realidad virtual, que sumerge al usuario en su totalidad en la recreación virtual sin interacción con lo físico.

Ahora, ¿qué relación tiene esto con cocteles? Pues, que un bar decidió combinarlos. El local londinense City Social, que ostenta una estrella Michelin, elaboró un menú de realidad aumentada para sus tragos. La meta era brindar una experiencia distinta a sus visitantes utilizando la tecnología.

Un buen coctel a través de la realidad aumentada

Cada uno de los 12 cocteles de la carta, que lleva por nombre Mirage, cuenta con una animación que puede ser disfrutada por el cliente. El consumidor solo debe descargar la aplicación gratuita del restaurante, pedir su bebida favorita y posar la cámara sobre el vaso o copa. Posteriormente, ilustraciones virtuales animadas aparecerán para darle colorido y vistosidad a lo que se beberá. Estas pueden ir desde esqueletos bailarines para The Calavera Cocktail, hasta cuadros del mítico pintor Vincent Van Gogh si ordena un Wheatfields with Fizz.

El proyecto fue llevado a cabo por Jamie Jones, manager de The Social Company, y la empresa Mustard Desings. Por 18 meses trabajaron en los diseños que cada oferta del menú tendría.

Innovación de la realidad aumentada llega a los cocteles

La idea, implementada a mediados de 2017, rápidamente atrajo a un sinfín de personas interesadas en la propuesta. Si bien los cocteles seguían siendo los mismos, había un agregado que convertía la experiencia en algo más interactivo. Según representantes del bar, cada animación está pensada para encajar con la esencia del trago y “contar una historia”. A su vez, es una manera de “conocer una línea cronológica de cómo se ha expresado el arte en toda la historia”.

Hoy en día, varios son los establecimientos gastronómicos de todo el mundo que buscan implementar esto. Una manera de traer lo nuevo de la tecnología antes de un refrescante sorbo.

También le puede interesar:  Competencias y eventos en torno a mixología y coctelería

 

Comments

comments