Brute Una buena botella de vino meteorológico

Para elaborar un buen fermentado de uvas hay que sortear los obstáculos en un largo proceso. El génesis de la materia prima, es decir, la cosecha, debe soportar los embates del clima. A este decidió rendirle honores una bodega de Hamburgo con un vino meteorológico. Una oda a las condiciones climáticas, a través de un ingenioso diseño.

“Hamburgo debe ser el último lugar en la tierra para cultivar el vino. Pero, eso es exactamente lo que hacemos”. Estas son las palabras de presentación de la bodega a germana, Brute, ubicada en un lugar “tormentoso, lluvioso e impredecible”.

Brute Una buena botella de vino meteorológico
El diseño cambiará con el clima que transcurra durante cada cosecha.

La empresa comenzó actividades en junio de 2018, basándose en el eslogan “crafted by the elements” (elaborado por los elementos). Los enólogos Leon Zijlstra y Jörn Andresen han debido luchar contra las condiciones naturales adversas de la zona, para poder elaborar “una bebida como ninguna otra”.

Vino meteorológico en homenaje al clima

Brute Una buena botella de vino meteorológico

Esta forma de trabajar sirvió como el punto de inspiración para presentarse comercialmente. Asociándose con la agencia de diseños Landor y el director creativo Patrik Hübner lograron trasladar a sus botellas lo que tanto estudiaban.

Cada envoltorio de vino meteorológico recopila gráficos de los distintos aspectos climáticos de la cosecha. Así, un diseño puede reflejar el viento, el frío y la lluvia por los que pasó el fermentado para ser elaborado. Además, en la etiqueta aparece el promedio de ciertos datos. “A medida que cada cosecha evoluciona con el clima, también lo hace la marca”, dijo Hübner.

Los vinos que elaboran son blancos. En su página oficial citan que “Brute se produce como un vino exclusivo y de edición limitada. Una mezcla de nuestras uvas más resistentes”.

También le puede interesar: Wine Picker, un buen sommelier virtual

Comments

comments