Aunque Eva Longoria es mejor conocida por su papel de la pícara Gabrielle Solis en Desperate Housewives, en su tiempo privado, hay pocos lugares donde prefiera estar que en su cocina, preparando la comida que ama para su familia y sus amigos. En este libro Eva nos enseña sus comidas preferidas, a través de recetas que trazan la historia de su vida y nos lleva en un viaje culinario, desde los alimentos con los que se crió hasta recetas inspiradas por sus viajes alrededor del mundo y a los platos que sirve cualquier noche en su casa.

Criada en un rancho en Texas donde todas las comidas estaban compuestas por lo que cultivaba su familia, Eva Longoria, como muchos de nosotros, piensa que la buena cocina se basa en ingredientes locales, frescos y fáciles de encontrar. En La cocina de Eva, comparte con nosotros los consejos esenciales para cocinar eficazmente y rocía las páginas con las historias y tradiciones que inspiran sus platos favoritos, incluyendo anécdotas personales que reflejan la calidez, el humor y la alegría de sus comidas más memorables.

En su primer libro de cocina, Eva Longoria te da la bienvenida a su cocina, ofreciendo 100 de sus platos favoritos

Muchos de ellos recetas familiares recogidas a lo largo de los años,  infundidos con su pasión por la cocina. Comparte también los recuerdos de su crianza en un rancho en Texas, sus primeras aventuras culinarias, sus viajes al extranjero, noches con sus amigas en su casa y las comidas preparadas a última hora antes de aparecer en la alfombra roja de los grandes eventos.

Inspirada por su herencia, Eva destaca los elementos esenciales necesarios para preparar excelentes comidas mexicanas —al estilo tejano— y las recetas familiares y técnicas requeridas para preparar los mejores tamales, tortillas, arroz español y panes de polvo del mundo. También ofrece una variedad de platos internacionales, desde platos latinoamericanos hasta italianos y franceses, todos inspirados por sus viajes alrededor del mundo.

El sabor de su Lenguado al limón, por ejemplo, es capaz de transportarla a un pequeño hotel-restaurante que visitó en un viaje a Normandía; la receta de Frijoles cannellini con pimiento rojo triturado es un recuerdo de un viaje a Florencia, el kimchi le da un toque picante a sus Coles de Bruselas asadas —un acompañamiento tradicional a sus cenas de Acción de Gracias— y la Sopa de calabaza de verano la trae de nuevo a la huerta de su familia en Corpus Christi.

Con fotografías a color de alimentos, retratos íntimos de su familia y amigos, y un vistazo a la casa de Eva y a su vida doméstica menos conocida (la familia viene primero; actuar viene segundo, dice ella), La cocina de Eva atraerá a sus seguidores leales e inspirará a los cocineros caseros a ampliar sus horizontes culinarios y crear comidas memorables para sus seres queridos.

Comments

comments