Auguste Escoffier es sinónimo de enseñanza, aprendizaje y aportes en el área de la gastronomía. Sus técnicas elevaron el nivel y el respeto de la profesión de los cocineros con disciplina, sobriedad, rudeza y embriaguez.

Este reconocido cocinero, restaurador y escritor culinario francés, organizó los trabajos en la cocina con el sistema de brigadas.

Fue el pionero en cambiar la práctica del “servicio a la francesa”, por el “servicio a la rusa”.

Sus pininos en el arte culinario fueron en un restaurante de Niza, el cual era propiedad de su tío. Comenzó a trabajar a la edad de trece años, y posteriormente, fue a París a trabajar en Le Petit Moulin.

El nombre de Auguste Escoffier alcanzó gran notoriedad no sólo en la alta sociedad francesa sino también la internacional.

En 1870, el emperador alemán Guillermo II le otorgó el título de “Emperador de los cocineros”. Esto, luego que estuviera a cargo del servicio de la cocina del mariscal Bizaine durante la guerra franco-prusiana.

Escoffier se fue a Londres para llevar las riendas de la cocina del prestigioso y lujoso Hotel Savoy. Este fue inaugurado el 6 de agosto de 1889, propiedad de la familia de Carte y el primero en tener iluminación eléctrica. Junto al gran hotelero César Ritz entabló una sociedad de altura para el crecimiento de su carrera culinaria.

Comments

comments