servicio familiar

Dentro de los tipos de servicio que existen, el servicio familiar es el más informal, pero no por esto le falta encanto. Éste consiste en hacer llegar los alimentos a la mesa, colocados en envases o fuentes de los cuales los comensales se servirán directamente a sus platos la cantidad deseada.

Aunque se llame familiar, no siempre en casa se presenta la comida de esta manera; usualmente, los platos llegan al comedor ya servidos de la cocina. Sin embargo, para algunas comidas, disfrutar de un servicio familiar en casa puede ser muy agradable, y aumentar la sensación de convivencia e interacción.

Lo ideal es escoger para esto platos que sean fáciles de servir, como pastas, ensaladas, guisos, etc. y utilizar fuentes atractivas y de buena calidad que hagan ver la mesa abundante y colorida. Si las ollas que se usaron son de tamaño y apariencia apropiados, también es válido llevarlas directamente a la mesa.

Consejos para el servicio familiar

Lo ideal es tener cada recipiente con su propio cucharón, paletas o utensilio adecuado. Es importante durante el servicio familiar proveer todas las herramientas apropiadas para que puedan servirse sin utilizar para tal fin los cubiertos propios.

Este servicio es poco usual en restaurantes a la carta, debido a que es extremadamente casual; aunque actualmente algunos locales, en especial aquellos apegados a la tendencia de slow food, se han animado a incorporarlo y dejar que los comensales disfruten de una comida como en casa, solo que, elaborada por un gran chef.

En estos casos, el mesonero trae solo las fuentes, listas para compartir. Luego de la comida, hace llegar el postre a los comensales el café, cuando lo hayan pedido.

Los modales durante este servicio

En cuanto a los modales, es importante recordar que uno no debe extenderse sobre la mesa para tomar un envase lejano sino pedirlo por favor; tampoco es bien visto tomar una porción exageramente grande (mucho menos si después se deja una gran sobra).

Comments

comments