Foto: 123rf

La servilleta en la rodilla, la degustación delicada del vino y la toma impecable de cubiertos pueden darle mucha confianza en cualquier mesa, pero al comer con gente de otra cultura, podría estar saltándose normas básicas de su etiqueta. He aquí algunas recomendaciones útiles, sobre todo, si visita estos destinos.

Saber “leer” la etiqueta adonde quiera que vaya

Tailandia

No meta la comida en su boca con un tenedor. El tenedor es para empujar el arroz a la cuchara, con excepción de unos pocos platos que se comen con la mano. Puede usar su pequeño tridente para pinchar alimentos en tamaño bocado que no sean parte del plato a base de arroz. Otro no-no de la comida en Tailandia es usar palillos chinos, que como su nombre indica, no son nada tailandeses.

Japón

Nunca enterrar los palillos en el arroz. Entre bocados, coloque sus pallillos frente a usted, paralelos al borde de la mesa. Si hay un apoyador (pequeña pieza de cerámica) apoye allí el extremo con el que ha tocado la comida. Si atraviesa el arroz con los palillos cometerá una ofensa. En los funerales japoneses, el bowl de arroz del difunto se coloca frente a su ataúd, con palillos enterrados sobre el arroz, así que imagínese cuan inapropiado es repetir el gesto en la mesa.

Medio Oriente, India y algunos países africanos

No toque la comida con su mano izquierda. Ni siquiera toque el plato, ni a nadie, ni nada. Su mano izquierda, en estos países, está asociada a otras necesidades corporales y es considerado asqueroso comer con ella o tocar con ella a otras personas. La única excepción es que sea zurdo, pero entonces la derecha queda fuera de juego.

Georgia

Beber su vino en un festín tradicional poco a poco. En lo que los georgianos llaman “supra”, un banquete tradicional, sólo se toma el vino durante el brindis, en lo que acá conocemos como “fondo  blanco”. Los vasos son pequeños y se ve mal dejar una parte para tomársela poco a poco, o peor aún, tomárselo antes de que se brinde.

México

Jamás coma tacos con cuchillo y tenedor, más o menos un principio similar a no comer tequeños o arepas con cubierto en Venezuela. Es impráctico y se considera completamente ridículo, no ofenderá a nadie, pero le verán como un snob que no sabe disfrutar de la comida mexicana.

Comments

comments