21 Royal, un exclusivo restaurante en Disneyland
Foto: insidehook.com

¿Le gustaría cenar en el apartamento de Walt Disney? El espacio originalmente estaba reservado para el creador del parque y su esposa Lilian, pero ahora se convirtió en una de esas experiencias exclusivas que solo Disney puede ofrecer. Se trata de 21 Royal, un lujoso restaurante para los afortunados que quieran vivir una velada inolvidable y que puedan pagar un mágico precio de 15 mil dólares. Eso sí, cuando decida hacer una cena aquí, debe tener en cuenta que necesitará a 12 invitados.

Los visitantes serán recibidos en Disney Gran Californian Hotel and Spa y guiados a la dirección secreta de este maravilloso lugar. Allí, un mayordomo les abrirá la puerta y los anfitriones les contarán historias del arte y de los objetos de la residencia, mientras los guían al comedor. Suena como un plan increíble, ¿no?

Un restaurante fiel al diseño de Walt Disney

21 Royal, un exclusivo restaurante en Disneyland
Vía insidehook.com

Está decorado con estilo neoclásico, típico de Nueva Orleans en el siglo XIX y propio de una película de princesas. De hecho, en el salón, la primera habitación a la que entran los huéspedes, hay dos murales de los castillos que inspiraron el palacio de la bella durmiente. Fue creado por Dorothea Redmond, diseñadora de producción de conocidas películas como Lo que el Viento se Llevó y varias obras de Alfred Hitchcock. Redmond empezó en Disney en 1966 como diseñadora de varios espacios de los parques temáticos, poco antes de la muerte de Walt Disney.

21 Royal, un exclusivo restaurante en Disneyland
Vía insidehook.com

La cena se sirve en una lujosa mesa con mantel de lino blanco, decorada con flores frescas y una vajilla dorada espectacular. El menú está integrado por siete platos y al frente del mismo se encuentran los chefs Andrew Sutton, Justin Monson y el sumiller Matt Ellingson. Juntos presentan una alta cocina con una pincelada de espectáculo donde el comensal elige el tema.

21 Royal, un exclusivo restaurante en Disneyland
Vía insidehook.com

Finalmente, los comensales serán llevados a un balcón privado donde les ofrecerán postre, café, bebidas después de la cena y, por supuesto, un espectacular show de fuegos artificiales. Sin duda alguna, esta cena es una aproximación al tipo de fiesta que Walt y Lilian Disney hubiesen ofrecer en la actualidad.

También te puede interesar: Bajo el mar, la cena es más sabrosa

Comments

comments