La fiel tradición de Cerveza Tovar

Cuando se trata de hacer buenas espumosas, siempre será una gran idea apegarse a lo tradicional, tal es la filosofía de Cerveza Tovar. Estos artesanos de las frías buscan profundizar la cultura de la bebida en el país a través de creaciones variadas que evocan el espíritu histórico de la cerveza.

Nacidos en 1999, en el lugar que da el nombre a la marca, la Colonia Tovar, se inspiraron en el pasado para iniciar el proyecto. Su lugar de origen es famoso por ser uno de los mayores puntos de congregación de personas de proveniencia o ascendencia alemana, conocidos por su devoción por la cerveza. De tal manera que buscaron retomar una tradición iniciada en esta locación, donde en 1843 los primeros pobladores germanos hicieron la primera bebida de este tipo en el país.

Caracterizados por el trabajo arduo y el crecimiento constante, poco a poco su ubicación les fue quedando pequeña. Sus productos eran cada vez más solicitados por los sedientos bebedores, por lo que decidieron apostar en grande y trasladarse a otro lugar. Desde 2007 laboran desde La Victoria, en el Estado Aragua, siempre recordando y manteniendo ese brío de sus orígenes.

Kilian De Freis, maestro cervecero de Tovar, explica que su motivación siempre ha estado dirigida a “hacer buena cerveza”. Comenta que buscan rendir honores a lo icónico desde un punto de vista artesanal de la producción y elaboración. Además, resalta la importancia de la culturización que buscan inculcar en la población criolla, “bebemos mucho pero hay poco conocimiento”, indica.

Un estilo, una cerveza

El objetivo de esta casa artesana es que los consumidores conozcan qué están bebiendo. De Freis explica que se quiere que cada quien sepa distinguir entre cada uno de los estilos y sus componentes. Inclusive, las botellas poseen un diseño específico en el cual se puede apreciar desde la historia del estilo hasta sus ingredientes principales.

Actualmente, son siete los productos que poseen en su repertorio: seis cervezas y una malta. Pilsen, Klar, Hefe Weizen, IPA, Dunkel y Siete estan a disposición del público. Pero su maestro cervecero afirma que se mantienen en constante planificación para seguir lanzando nuevas y distintivas botellas. “Si es posible, esperamos llegar a 50 distintos tipos de cerveza, siempre respetando la ideología artesanal”, asegura De Freis.

Las propuestas de Cerveza Tovar

La fiel tradición de Cerveza Tovar

La Pilsen fue la primera que lanzaron al mercado hace casi 20 años. Su fórmula se basa en la antigua Ley de Pureza promulgada en Bavaria en 1516, según la cual la cerveza genuina sólo puede ser fabricada con cebada malteada, lúpulo y agua. Es de tipo Lager que se caracteriza por ser filtrada, de color dorado intenso y un sabor en boca que balancea el amargo y lo dulce con notas suaves de malta. Posee 5% grados de alcohol.

Su propuesta más ligera, la Klar, es la opción ideal para todos. Descrita como muy fácil de beber por no ser tan amarga. Es otra Lager de su carta que presenta un dorado más claro y un notable pero tenue sabor a malta. Su graduación alcohólica es de 3,5%.

A la Hefe Weisen, su propio nombre la describe. La levadura (Hefe) y el trigo (Weisen) son los principales protagonistas de su esencia. Su aspecto turbio se debe a que no es filtrada. Presenta sabor afrutado y un tono dulce que deriva del poder de la levadura. Su graduación alcohólica es de 4,9%.

Espuma y más espuma

La fiel tradición de Cerveza Tovar

La Helles Bock de Cerveza Tovar, que lleva por nombre Siete, es la más “potente”. Fue llamada así por su grado de alcohol, que es el mayor permitido para una cerveza en Venezuela. Resalta su amargor, su baja fermentación, la presencia intensa de los granos y que tiene mucho cuerpo.

Ya en territorio más oscuro, aparece la Dunkel. Esta cerveza revive un método sumamente antiguo de preparación. A pesar de su tono, presenta un sabor suave considerable en el que destacan las notas de granos tostados y otras de chocolate, café y maltas. Su graduación de alcohol es de 5%.

Y la última creación de Cerveza Tovar: la Indian Pale Ale (IPA), es conocida por ser la primera de este estilo comercializada en el país. De color naranja intenso, en ella predominan el aroma y el sabor a lúpulo, ingrediente fundamental en su elaboración, que aporta un amargor notable pero agradable al paladar.

La alta presencia de este ingrediente se debe a su historia. Ante la necesidad de Inglaterra de preservar la cerveza enviada a sus tropas en la India, el lúpulo surgió como elemento salvador de la bebida. Al usarlo se descubrió un nuevo estilo que hoy en día es muy solicitado en todo el mundo.

Actualmente, la cervecería artesanal se encuentra en planes de expandir su rango de acción y aumentar su producción para llegar a más lugares. Su propósito es seguir “culturizando a través de la innovación” y satisfacer a sus llamados “fieles cerveceros”.

También le puede interesar: Frases célebres para elogiar la cerveza

Comments

comments