La quinoa se ha posicionado como uno de los ingredientes fundamentales en la alimentación saludable. La versatilidad del alimento de origen peruano es sumamente amplia y, aunque no sea lo primero que te salte a la mente cuando piensas en iniciar la mañana, es una excelentísima opción para el desayuno ya que que es sumamente fácil de preparar y con una altísima carga de nutrientes. Esta opción con frutas encantará hasta al paladar más exigente. 

Para 2 porciones 
Ingredientes
1/2 taza de quinoa
1 taza de agua
1 pizca de sal
1/2 taza de avena en hojuelas
1/2 taza de arándanos
2 cucharadas de semillas de girasol 
2 cucharadas  de almendras fileteadas
1/2 taza de leche
Miel, opcional
1/2 taza de melocotones, cortados en cubos
 
Preparación
Enjuagar la quinoa en un colador y luego cocinar en una olla con agua y una pizca de sal del siguiente modo: llevar a hervor, luego bajar el fuego, tapar la olla y dejar cocinar durante 15 minutos.

Dividir la quinoa en 2 cuencos y agregarle a cada uno la avena, arándanos, semillas y almendras. Servir con leche, las frutas y miel.