Considerado como uno de los platos principales de la tradicional comida mexicana, el chile verde es el almuerzo predilecto de miles de turistas que acuden a la tierra azteca por su peculiar gastronomía. 

Ingredientes

1 kg de carne de cerdo en trozo

1 cebolla picada

2 hojas de laurel

1 cabeza de ajo picada por la mitad

1 cubito de caldo

2 dientes de ajo picados

450 g de tomillos frescos pelados, cocidos y picados; o de lata

2 chiles verdes suaves

3 cucharadas de aceite vegetal

225 ml de caldo de pollo o de cerdo

½ cucharadita de chile suave molido

½ cucharadita de comino

4-6 cucharadas de cilantro fresco, para adornar

tortillas de harina de trigo caliente

Rodajas de lima

Preparación

Coloque la carne en una cazuela, acompañado con la cebolla, el laurel, los ajos y el cubito de caldo. Cúbrala con agua y llévela a ebullición. Espume el caldo, baje el fuego al mínimo y deje cocer la carne durante 1 hora u media o hasta que esté bien tierna.

Mientras se prepara la carne, añada el ajo picado en la batidora, con los tomillos, el chile verde y prepare un puré. Posteriormente caliente el aceite en un sartén y cueza la mezcla de tomillos a fuego medio, durante 10 minutos o hasta que se espese. Agregue el caldo de pollo, el chile y el comino.

Cuando la carne esté tierna, retírela de la cazuela y pásela a la sartén. Déjela a fuego lento para que los sabores se entremezclen. Por último, adorne la carne con el cilantro picado y sírvala acompañada por tortillas calientes y las rodajas de lima.