pan miel
Vía cookingclassy.com

Hacer pan en casa es sencillísimo y divertido. Mientras se respeten los tiempos y se amase con amor, el resultado será realmente satisfactorio, sobre todo cuando están bien calentitos, recién sacados del horno. Estos son unos panecillos integrales, enriquecidos con miel, que no dejarán a nadie indiferente.

Se pueden comer como acompañantes de otras comidas o se puede rellenar con mermeladas y quesos para un tentempié delirante. Sea usted el jurado y catalogue esta receta del portal Cooking Classy. Lleva un ingrediente poco común conocido como harina de gluten, pero si no la consigue, simplemente utilice la tradicional.

Pan integral de miel

Ingredientes

  • 1/2 taza de agua caliente
  • 1 1/2 cucharada de levadura seca
  • 1 cucharadita de azúcar granulada
  • 1/3 taza de mantequilla sin sal, suavizada
  • 2 huevos grandes
  • 1 1/2 cucharadita de sal
  • 3/4 taza de leche caliente
  • 1 cucharada de jugo de limón fresco
  • 2 cucharadas de harina de gluten
  • 4 tazas de harina de trigo integral
pan miel
Vía cookingclassy.com

Preparación

  • En el bol y con una batidora eléctrica, mezclar el agua, la levadura y el azúcar. Dejarla reposar durante cinco minutos.
  • Mientras tanto, colocar los huevos en un recipiente, cubrirlos con agua tibia y dejarlos reposar durante cinco minutos (Esto ayudará a que estén a temperatura ambiente).
  • Agregar la mantequilla, la miel, los huevos, la sal y la leche al preparado de levadura y batir. A continuación, sumar el jugo de limón, la harina de gluten y dos tazas de harina de trigo. Combinar todo.
  • Utilizando el accesorio de gancho para amasar, agregar las dos tazas restantes de harina de trigo y remover a velocidad baja (segunda velocidad), durante cuatro minutos. Se puede poner un poco más de harina, según sea necesario. Cubrir el recipiente y dejar reposar por una hora.
  • Sacar la masa y dividirla en 15 porciones iguales, con la ayuda de una balanza. Untar con mantequilla un molde para hornear y colocar los panecillos. Cubrir con una envoltura de plástico (dejando espacio para que los rollos se expandan). Dejar reposar hasta que duplique su volumen, aproximadamente una hora. Precalentar el horno a 180 grados centígrados, mientras transcurren los últimos 20 minutos de subida de los panes.
  • Hornear los bollos en el horno precalentado hasta que estén dorados en la parte superior y cocidos, de 12 a 15 minutos.
  • Barnizar la superficie con mantequilla. Servir caliente o dejar enfriar en una rejilla de alambre, para luego guardar en un recipiente hermético.

También le puede interesar: Filetes de pollo con crema de leche y paprika

Comments

comments