brioche panaderia

La masa brioche es una de las más espectaculares en el mundo de la panadería. Esa textura que tiene un buen croissant, además de su intenso sabor, es realmente incomparable. Por eso, le traemos estos pancitos  aromatizados con cardamomo.

Esta especie aromática es muy consumida en tierras indias y tiene un aroma a limón bastante agradable. Es utilizada tanto para preparaciones dulces como saladas. Por lo general, se puede conseguir entero o molido, siendo este último el que se requiere en esta oportunidad. De no tener azúcar perlada, se puede utilizar azúcar glass o azúcar normal.

Pancitos de masa brioche y cardamomo

Ingredientes

  • 2¾ tazas de harina de trigo todo uso
  • 1½ cucharaditas de levadura instantánea
  • ¼ de taza de leche tibia
  • 5 huevos (uno para barnizar)
  • 1 taza de mantequilla sin sal, suavizada
  • 2 cucharadas de azúcar
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 cucharada de cardamomo molido
  • ¼ de taza de azúcar perlada, para adornar

cardamomo

Preparación

  • Agregar todos los ingredientes, excepto uno de los huevos y el azúcar perlado al tazón de una batidora. Mezclar hasta que se unifiquen y se obtenga una mezcla satinada y lisa. Esto llevará al menos 10 minutos de mezcla y amasado ya que la masa es bastante pegajosa. Transferir la masa a un tazón grande y ligeramente engrasado, cubrir con una envoltura de plástico. Refrigerar durante la noche (o durante al menos 4 horas).
  • Cuando esté listo para hornear, engrasar ligeramente una bandeja de pan estándar. Retirar la masa del refrigerador y dividirla en 6 piezas iguales. Darles forma de bola a cada una y colocarlas en la bandeja, poniéndolas ligeramente separadas. Cubrir sin apretar con envoltura plástica y dejar reposar durante una hora o hasta que se hinchen y la masa se eleve hasta la parte superior de la bandeja. Justo antes de que esté listo para hornear, precalentar el horno a 200 °C.
  • Batir el huevo reservado con una cucharada de agua y cepillar ligeramente el huevo sobre la superficie de la masa. Espolvorear generosamente con el azúcar perla. Hornear el pan durante unos 30 minutos o hasta que esté dorado en la parte superior. Retirar del horno y dejar enfriar por al menos 10 minutos en la bandeja antes de pasar a una rejilla para enfriar.

También le puede interesar: Pinchos de pescado y camarones al horno

Comments

comments