Leche de insectos, una alternativa saludable
Foto: @gourmetgrubb

Tres jóvenes emprendedores reunidos en Gourmet Grubb, un proyecto con base en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, han desarrollado una peculiar leche a base de insectos bautizada: Entomilk. ¡No se asquee!

“Piense en Entomilk como una alternativa láctea sustentable, respetuosa con la naturaleza, nutritiva, sin lactosa, deliciosa y libre de culpa hacia el futuro”, dice la compañía en su sitio web. Sus creadores buscan revelarle al mundo las bondades de este nuevo “superalimento” convenciendo primero paladares en su país en forma de helado.

El helado se comercializa en tres sabores: mantequilla de maní, chocolate y chai. Esta es principalmente una excusa para que la gente le pierda el miedo a la leche de insecto.

Leche de insectos, una alternativa saludable
Foto: @gourmetgrubb

“Usamos el helado para animar a la gente a probarla, porque una vez que lo prueben y vean a qué sabe van a estar más abiertos a aceptarla como una alternativa”, explicó a EFE Leah Bessa, cofundadora de la empresa y desarrolladora del producto.

El nombre surge de combinar la palabra en inglés milk (leche) y la entomofagia; es decir, la práctica de ingerir insectos.

La receta secreta

Leche de insectos, una alternativa saludable
Foto: @gourmetgrubb

Eso sí, aún están en proceso de registro de la patente de la receta y, por ello, guardan con celo los detalles de cómo se prepara, desde qué insectos se usan como base hasta cómo consiguen transformarlos en leche.

Lo que sí pueden contar es que es “cremosa” y que tiene un sabor “muy neutro”, parecido al de las almendras, explicó la creadora de la Entomilk. Actualmente, Gourmet Grubb vende los helados solo en Sudáfrica.

¿Son los insectos el futuro de las heladerías?

También te puede interesar: Un caliente y crujiente pan hecho de… ¿grillos?

Comments

comments