BIENVENIDO A COCINA Y VINO!

Pinot gris, un blanco para disfrutar

El hablar de vinos blancos, las cepas que más rápidamente pueden llegar a nuestros pensamientos son la chardonnay y la sauvignon blanc; pero esto no quiere decir que no exista un amplio abanico de opciones que tienen mucho que ofrecer, y que nos dan variedad y alegría en copa.

En este caso, hablaremos de la uva pinot gris, a veces conocida como pinot grigio. Se cree que es una mutación de la pinot noir, y se trata de la cepa blanca más popular en Italia, y cada día goza de mayor predilección entre los consumidores. Las regiones templadas del noreste italiano ofrecen el clima necesario para que la uva de vinos de cuerpo ligero y medio, muy refrescantes. En algunas regiones de Estados Unidos, Argentina y en Alsacia, Francia, también se consiguen muy buenos vinos a base de pinot gris.

Los vinos pinot gris se caracterizan por ser secos, pero a la vez tener notas afrutadas, especialmente a peras, manzanas y un toque de limón; matizadas con algo de delicada mineralidad. En boca, estas cualidades se confirman, además, se disfruta de una agradable frescura y una acidez moderada. Los mejores pinot gris ofrecen además una delicada presencia floral que les da más complejidad y los hace muy agradables.

A la hora de servirlo, vale la pena considerarlo como acompañante de pescados, mariscos, ensaladas o tartas de vegetales. Un pinot gris de cuerpo medio y algo de complejidad, podría acompañar una preparación ligera de pollo o un paté.

Por tratarse de un vino fresco y generalmente joven, es perfecto para llevar a la playa, para una ocasión al aire libre o simplemente para disfrutarlo sin complicaciones.

¿Buscas otros vinos blancos fuera de lo común? Descubre la uva viognier.

comments

@Cocinayvino

Receta de Pata e grillo, paso a paso de este plato larense